3 jun. 2010

CHISTE: 3 de junio de 2010

Andrés invitó a su madre a cenar una noche en su piso compartido de soltero. Durante la cena la madre pudo ver lo guapa que era Verónica, la compañera de piso de su hijo y sospechó que su hijo mantenía relaciones con ella.
En el transcurso de la velada, mientras miraba el modo en que los dos se comportaban, se preguntó si estarían acostándose juntos. Andrés comprendiendo lo que estaba pensando su madre le dijo:
- Mamá sé lo que estas pensando, pero te aseguro que Verónica y yo solo somos compañeros de piso.
Aproximadamente una semana después Verónica le comentó a Andrés que desde el día que su madre vino a cenar venía echando en falta una bandeja grande de plata que utilizaros para servir las pastas del café. Quedaron en que Andrés le escribiría una carta a su madre preguntándole.
"Querida mamá: no estoy diciendo que cogieras la bandeja de plata de servir las pastas, pero tampoco estoy diciendo que no la cogieras. El hecho es que ha desaparecido desde el día en que viniste a cenar a casa".
Unos días mas tarde Andrés recibió carta de su madre que decía:
"Querido hijo: no estoy diciendo que te acuestes con Verónica o que no te acuestes; pero el hecho es que si Verónica se acostara en su propia cama, ya habría encontrado la bandeja de plata para servir las pastas. Con todo cariño, tu madre."

No hay comentarios:

Publicar un comentario