24 oct. 2010

CHISTE: 24 de octubre de 2010

Una enana muy enana llega a la consulta del médico y le dice:
- Doctor cuando llueve… se me escuecen mis partes.
Y le responde el médico:
- Pero mujer, eso cómo va a ser. A ver, bájese usted la falda.
Y responde la enana:
- Es que verá, hoy no llueve y estoy bien.
- Bueno pues cuando llueva venga usted por aquí.
Al día siguiente caía del cielo el diluvio universal y esa enana que entra en la consulta con las lágrimas saltadas llamando al doctor.
Tras una exhaustiva exploración de las partes bajas de la enana, el médico dictamina:
Efectivamente, tiene usted sus partes totalmente irritadas y enrojecidas…
A lo que pregunta la enana:
- ¿Y qué me receta doctor?
- Lo primero que tiene que hacer es cortarle dos dedos de alto las botas de agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario