28 ene. 2011

CHISTE: 28 de enero de 2011

El marido, después de una noche con su amante, camina hacia su casa pensando en como explicar a su mujer los arañazos que tiene en la espalda.
Al llegar a casa ve al gato, se quita la camisa, se monta el animal a la espalda y le retuerce el rabo para que le arañe, cosa que el gato realiza.
- María, tenemos que deshacernos de este gato, fíjate como me ha puesto la espalda.
- Tienes razón cariño, porque no veas como me ha puesto a mi el cuello de chupetones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario