8 jun. 2011

CHISTE: 8 de junio de 2011

Durante un vuelo transoceánico, el avión entra en una tormenta terrible en medio del océano y un rayo destroza un ala, por lo que el avión comienza inmediatamente a caer en picado. Los pasajeros entran en pánico, y en eso un sacerdote se levanta como puede de su asiento y exclama:
- Hermanos y hermanas, tranquilos. Juntemos nuestras manos y oremos para que Dios nos lleve al cielo.
Entonces un pasajero dice:
- Si, padre, pero hagámoslo rápido porque vamos en sentido contrario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario