4 sept. 2011

El cumpleaños del anciano

En una residencia de ancianos un viejecito muy contento le dice al primero que pasa:
- Oye Manolo, hoy es mi cumpleaños, a qué no adivinas cuantos años tengo.
- Setenta y siete.
- No, solo 75.
- Jo, tio, que bien te conservas.
El del cumpleaños sigue andando y se encuentra con otro conocido:
- Pepe, a qué no adivinas cuantos años cumplo.
- ¿Setenta y ocho?
- No, setenta y cinco.
- Enhorabuena !
A continuación se encuentra con una viejecita desvalida.
- Oye María, a qué no sabes cuantos años tengo.
- Bájate la bragueta.
- ¿Qué?
- Que te bajes la bragueta.
El del cumpleaños se baja la bragueta, María le mete la mano, y tras palpar un rato le dice:
- Pues hoy cumples 75 años.
- Pues si. ¿Y cómo lo has sabido?
- Porque te he oído hablar con Manolo y con Pepe pero me apetecía tocarte un poco los huevos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario