14 nov. 2011

El canto de los ángeles

El párroco de una pequeña congregación iba a comenzar el sermón cuando vió una joven en la primera fila que llevaba un vestido muy pegado y con los senos casi saliéndosele.
El hombre no se pudo concentrar durante toda la misa, así que pidió hablar con la mujer después que los feligreses dejaron la iglesia. Ya solos, el reverendo le preguntó:
- Pero hija ¿Por qué vienes a la iglesia vestida así?
-Mire reverendo. Todos mis novios me dicen que oyen ángeles cantar cuando ponen sus cabezas sobre mis senos.
- Humm. Bueno, déjame comprobarlo, dice el reverendo mientras pone la cabeza entre los senos de la chica.
Después de algunos segundos, levanta la cabeza y afirma:
- Pues yo no oigo ningún ángel cantar.
- Por supuesto que no, reverendo, es que necesita conectarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario