17 ene. 2012

El ascensor milagroso

Un niño y su padre procedentes de una pequeña aldea están en un centro comercial. Todo les deslumbra, pero especialmente dos paredes metálicas brillantes que se separan y se vuelven a juntar (las puertas de un ascensor).
El niño pregunta:
- ¿Padre, qué es esto?
El padre (que nunca ha visto un ascensor) le contesta:
- Hijo, en mi vida he visto nada semejante, no sé qué es.
Mientras el hijo y el padre no pueden con su asombro, una señora vieja y gorda se acerca a las paredes movedizas y oprime un botón. Las paredes se abren, y la señora las atraviesa entrando en una pequeña habitación. Las paredes se cierran y el niño y su padre ven cómo los pequeños números circulares que están por encima de ellas comienzan a encenderse secuencialmente. Luego de llegar al número más alto, las luces comienzan a encenderse en sentido inverso. Finalmente las paredes se abren nuevamente y sale una esplendorosa rubia de unos 24 años. El padre, sin quitar sus ojos de la chica, le dice al hijo en voz baja:
- ¡Corre, ve a buscar a tu madre!
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario