7 ene. 2012

El empleado del censo

Un joven realizaba un censo electoral, cuando llega a una casa llama a la puerta, sale el dueño y le dice:
Buenos días, ando haciendo el censo electoral,  ¿me puede decir como se llama?
- Me llamo Adán.
- Y su esposa ¿cómo se llama?
- Se llama Eva.
- ¿Tiene hijos?
- Si dos, Caín y Abel
- Ahh que bien y ¿no tendrá una serpiente en su casa?
- Claro que si, señor. Suegraaaaaaaa aquí preguntan por usted.
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario