30 ene. 2012

La tumba del pez

Jaimito estaba cavando un hoyo en su jardín. El vecino se acerca y le pregunta:
- ¿Qué haces, Jaimito?
- Estoy cavando una tumba para mi pez dorado que acaba de morir.
Viendo el tamaño del hoyo, el vecino dice:
- Esa tumba es demasiado grande para un pez dorado. ¿Por qué la haces de ese tamaño?
Y Jaimito le contesta:
- Porque mi pez dorado está en la tripa de su maldito gato...
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario