28 ene. 2012

Las botas nuevas

Uno se compró unas botas y feliz corre a su casa para enseñárselas a su esposa:
- Cariño, ¿qué me notas?
- Uh, pues nada.
- ¡Cómo que nada!, mírame bien, ¿qué me notas?
- Pues yo te veo igual.
Acto seguido el marido se desnuda completamente quedándose solo con sus nuevas botas.
- A ver, ahora... ¿Qué me notas?
- Pues que estas desnudo.
- Te voy a dar una ayudadita. ¿Qué tengo abajo del ombligo?
- Tu pene.
- ¿Y a dónde apunta?
- Pues hacia abajo.
- ¿Y que hay abajo?
- Pues unas botas.
- ¡Pues eso, me compré una botas nuevas!
- Pues vaya, hubiera preferido que te comprases un sombrero.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario