21 ene. 2012

No creyente

- Padre, confieso que el otro día me acosté con una muchachita de 18 años.
- Bueno hijo, no es tan grave, recuerda que las Escrituras dicen: “Hay que enseñar al que no sabe.
- De acuerdo padre, pero luego me encontré con una señora de 60 que estaba muy bien conservada… y no me pude resistir.
- Hijo mío, recuerda que el mismo Jesús dijo: “Dad de comer al hambriento”.
- Si padre, pero eso no es todo… ayer vi a un musulmán agachado, con el trasero muy redondito… y no me contuve.
- Vaya hijo, eso sí es más delicado… ¿Pero sabes una cosa? ¡Al que no crea en Dios que le den por culo!
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario