18 feb. 2012

El tacaño moribundo

Un tacaño en su lecho de muerte:
- María, ¿estás aquí?
- Sí, cariño estoy aquí.
- Matías, ¿estás aquí?
- Sí padre, aquí estoy.
- Y si estáis todos aquí ­¿qué demonios hace la luz de la cocina encendida?
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario