24 mar. 2012

Consejos ecológicos: Aislamiento de la nevera


El funcionamiento ininterrumpido de la nevera la convierte en uno de los electrodomésticos que más energía consume en el hogar.

Un aislamiento deficiente puede duplicar el consumo eléctrico a lo largo de la vida útil de estos aparatos.

Una buena forma de comprobar si la puerta del frigorífico aísla correctamente del calor exterior es cerrarla interponiendo una hoja de papel.

Si ésta no se rompe al intentar retirarla es que la puerta no garantiza la conservación del frío interior.

En estos casos deberás limpiar o cambiar los burletes de goma, de forma que se anulen las fugas de frío que disparan el gasto eléctrico ya que el aparato funciona forzado para conseguir  mantener el frío en el interior.

Fuente: El hogar ecológico - Ed. Plaza & Janes
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario