30 mar. 2012

Consejos ecológicos: Buen uso de la nevera.


Procura instalar la nevera alejada de las fuentes de calor (sol, horno, calefacción,...) y si es posible en una habitación seca y ventilada.

Cada tres o cuatro meses hay que limpiar el serpentín y la pared posterior con un aspirador o cepillo, ya que el polvo y la suciedad incrementan el consumo eléctrico.

Comprueba de paso que la parte trasera del frigorífico esté ventilada, algo imprescindible para su buen funcionamiento.

Si se forma escarcha en el interior, no dejes que supere el medio centímetro de espesor. Los alimentos se conservan perfectamente entre los 3 y 5ºC, cada grado más de frío supone un aumento del 5% en el gasto eléctrico.

En contra de la creencia generalizada, una nevera llena consume menos que semivacía, ya que los alimentos retienen más el frío que el espacio libre. Tampoco se deben llenar en exceso, ya que ello entorpece la circulación interior del aire.

Fuente: El hogar ecológico - Ed. Plaza & Janes

No hay comentarios:

Publicar un comentario