2 mar. 2012

Historia de Madrid: Cuatro Caminos.


Tiempos hubo en que ir a Cuatro Caminos era irse de campo.
La gente abandonaba el barullo del centro y se montaba una de gallinejas en los merenderos del partidor de las aguas. Más tarde, cuando muchos obreros no podían pagarse un alquiler en la ciudad, vinieron a instalarse en este arrabal, e hicieron de la plaza símbolo de lo proletario.
La fuente, que antes había estado en la calle San Bernardo, desapareció en mala hora, y apareció la glorieta, con la boca del metro donde se ponían el chino de los collares, el hombre de las aceitunas y las estraperlistas. También la glorieta se la cargaron con el paso elevado en 1969, de forma que murió uno de los centros más animados y populares de Madrid.

Fuente: Recuerdos de Madrid en Postales – Diario-16 
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario