28 may. 2012

El poder de la religión

Un feligrés le dice alarmado al párroco:
- ¡Padre! ¡En el culto de esta mañana me robaron el reloj y la billetera!!
- ¡Aleluya! -dice el cura- ¡¡Por fin estamos atrayendo pecadores!!
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario