20 may. 2012

Historia de Madrid: A los toros.


Casi tan importante como asistir a la corrida es el traslado hasta la plaza y el café previo, que en los años de 1890, cuando hicieron esta foto, podía tomarse en Fornos, por ejemplo.
Los carruajes esperaban desde muy temprano en Neptuno y el paseo de Trajineros, según cuenta don Antonio Velasco Zazo, cronista de la Villa.
Omnibus, ripperts, diligencias, jardineras, góndolas y demás vehículos “a la calesera” subían más tarde hacia Peligros y Puerta del Sol, donde pregonaban sus plazas, dispuestos a llevar a cualquiera por el módico precio de dos reales.
La diligencia y el rippert que se ven en la fotografía, pasando por delante del palacio de Linares, se dirigen hacia la carretera de Aragón, pues la antigua plaza de Alcalá ya había sido derribada.
   
Fuente: Recuerdos de Madrid en Postales – Diario-16 

No hay comentarios:

Publicar un comentario