22 jul. 2012

Consejos ecológicos: Malos usos energéticos.


Algunos de los ejemplos más frecuentes de consumo energético completamente inútil son: no apagar las luces al salir de las habitaciones, mantener encendida continuamente la llama del calentador, dejar que se acumule hielo en el interior del frigorífico o mantener la calefacción cuando vamos a estar ausentes de casa.

Trasladando al ámbito doméstico los métodos de las empresas más eficientes, puedes llevar a cabo una sencilla auditoria energética en la que identifiques los distintos espacios y artefactos de la vivienda, el uso que haces de ellos y las verdaderas necesidades en relación al consumo de energía.

Recuerda que no todas las habitaciones requieren la misma cantidad de luz, ni todas las horas del día el mismo nivel de calefacción. De esta forma lograrás controlar el consumo y evitar derroches.

Fuente: El hogar ecológico - Ed. Plaza & Janes

No hay comentarios:

Publicar un comentario