20 nov. 2012

Desnudarse en la alcoba


En la alcoba conyugal, la sensual esposa recibe al marido a las tres de la mañana diciéndole:
- Desabrocha mi blusa y déjala sobre la cama.
- Sí.
- Ahora el sostén y ponlo en la silla.
- Claro.
- Deja mi falda en el ropero.
- Bueno.
- Ahora mis pantys en el cesto.
- Ya esta.
- Y que sea la ultima vez que te pones mi ropa.
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario