15 nov. 2012

Historia de Madrid: El Viaducto, desde Las Vistillas.


Asomarse al mirador de Las Vistillas era y sigue siendo un lujo para la vista. Aunque don Pedro de Répide no era nada partidario del “húmedo césped”, está bien que hoy sustituya a esta desolación de la imagen.
Paisajes urbanos así eran lo que hacían escribir a Baroja: “La Corte es ciudad de contrastes; presenta luz fuerte al lado de sombra oscura; vida refinada, casi europea, en el centro; vida africana, de aduar, en los suburbios...” 
Desde la parte mas baja de la actual plaza de Gabriel Miró se podía ver, entre otras cosas, el armatoste metálico que fue el viejo Viaducto, construido en 1874 y sustituido en 1942 por el nuevo, bastante más presentable.
A las Vistillas venía la gente a ver si se les aparecían los santos y también a contemplar el paso del cometa gafe llamado Haley.

Fuente: Recuerdos de Madrid en Postales – Diario-16

No hay comentarios:

Publicar un comentario