13 dic. 2012

Consejos ecológicos: Cuidado y limpieza del hogar.

Nuestros padres y abuelos solucionaban la mayor parte de los problemas hogareños con multitud de pequeños trucos. Eran fórmulas caseras que hoy han caído en el olvido, tras los vertiginosos cambios sufridos en los hábitos modernos de cuidado y limpieza del hogar.

Paradójicamente, los principios activos que utilizan muchos de los nuevos agentes de limpieza son extraídos de productos naturales que normalmente tenemos en casa, como el limón, la sal, el alcohol o el bicarbonato, entre otros.

En la actualidad, la cultura del “algodón no engaña” ha desterrado las recetas heredadas de la sabiduría popular, basadas en la experiencia y el sentido común.

El supermercado o la droguería no ofrecen infinidad de productos diferentes: un disolvente para cada clase de mancha, un insecticida infalible para cada especie de insecto o ambientadores artificiales para las distintas habitaciones de la casa. El resultado: los armarios se convierten en pequeños laboratorios químicas en que se acumulan productos peligrosos para la salud, que usamos muy de vez en cuando y que generan cantidad de residuos en forma de envases, botes metálicos, aerosoles... Por si fuera poco, el problema ambiental que genera esta clase de productos no termina cuando desaparecen por el desagüe o cuando se evaporan en la atmósfera, sino que a partir de ese momento inician su proceso de degradación del entorno.

Lo que proponemos es que cuando el remedio lo tenemos en casa, y es tan o más eficaz que el producto industrial, su utilización la agradecerá no sólo nuestra economía doméstica, sin también nuestra salud y la del planeta.

Redescubrir las aptitudes del vinagre contra la grasa y la cal, recuperar la versatilidad e inocuidad del viejo pan de jabón, o aprender los múltiples usos de la cebolla en el cuidado y la limpieza del hogar, son pequeñas estrategias que nos ayudarán a solucionar de manera fácil y amena multitud de problemas, a la vez que daremos un pequeño paso en el largo camino hacia la recuperación del medio ambiente.

Fuente: El hogar ecológico - Ed. Plaza & Janes

No hay comentarios:

Publicar un comentario