27 dic. 2012

Historia de Madrid: Iglesia de Montserrat.


La iglesia de Montserrat la mandó hacer Felipe IV, para acoger a los benedictinos huidos de las revueltas catalanas. Las obras dieron comienzo en 1668, sobre un proyecto de Sebastián Herrera Barnuevo, que nunca ha llegado a ejecutarse en su integridad. En 1720, Pedro de Ribera añadió la torre ornada de bulbos, que la mientan como mejor pieza del rococó madrileño. Sabido es que el convento fue prisión de mujeres y en ella metió Galdós a su Isidora Rufete, “La Desheredada”. Don Benito también hizo frecuentar el templo al desdichado Luisito Villaamil, que pasaba unos sustos terribles por culpa del siniestro Cristo de las melenas: “Montserrat encontrábalo frío y desnudo; los santos estaban mal trajeados...” En la fotografía se aprecia el frontal de las vecinas Salesas.

Fuente: Recuerdos de Madrid en Postales – Diario-16

No hay comentarios:

Publicar un comentario