3 dic. 2012

Historia de Madrid: Paseo de Recoletos.


De más moderna tradición es el decimonónico paseo de Recoletas o Prado Nuevo, que se llamó un tiempo paseo de la Copacabana, y más recientemente de Calvo Sotelo, hasta que el sentido común lo retornó a su nombre verdadero.
Aquí hubo un convento famoso de Agustinos, donde se despachaba un vino extraordinario, y también estuvo la alhóndiga, para almacenar trigo en previsión de malos tiempos.
Durante el día, el lugar era frecuentado por gente normal, como la que sale en la foto; pero con el crepúsculo se poblaba de escritores ahítos de café con leche y esperanzas fallidas.
En Recoletos está el café Gijón, y casi frente por frente está la Biblioteca Nacional, donde hay que ir a registrar lo que se escribe. Una vez al año ponen la feria del libro antiguo, cada vez más caro y escaso.

Fuente: Recuerdos de Madrid en Postales – Diario-16

No hay comentarios:

Publicar un comentario