9 mar. 2013

La vaca sorprendida


Había un granjero que tenia una vaca color café y una vaca blanca y quería que tuvieran crías. Entonces, pidió prestado a un vecino su toro semental para que las preñara y lo soltó libremente en el corral junto con las vacas. Le dijo a su hijito de ocho años que le avisara cuando el toro hubiera terminado. 
- "OK papa" dijo el niño. 
Después de un tiempo, el niño entra a la sala donde su papá y su mamá charlaban con algunos amigos.
- ¡Papá, papá, el toro ya se folló a la vaca café! 
El papa muy avergonzado salió con el niño fuera de la habitación pidiendo disculpas a sus invitados. Ya estando fuera le dijo a su hijo: 
- Hijo, no debes usar ese lenguaje delante de las visitas. Mejor puedes decir “el toro sorprendió a la vaca café”. ¿OK? Ahora ve afuera y avísame cuando el toro sorprenda a la vaca blanca. 
El padre regresó a la sala y después de un rato el niño entro corriendo y gritando:
- Papa, papa..." 
- Sí, hijo. ¿Sorprendió el toro a la vaca blanca? 
- ¡Y vaya que la sorprendió, porque se volvió a follar a la café!  

No hay comentarios:

Publicar un comentario