19 abr. 2013

Consejos ecológicos: Cuidado y limpieza del hogar – Persianas.

Las persianas de madera se deterioran cuando están expuestas a las inclemencias del tiempo. Para su protección tienes que frotarlas con un trapo empapado en aceite de linaza.


La limpieza periódica puede realizarse con la aspiradora o un cepillo viejo de los que se usan para la ropa; pero si están manchadas deberás repasarlas con un trapo humedecido en agua y unas gotas de amoniaco.

En cambio, para las persianas de aluminio o PVC lo mejor es utilizar agua con bicarbonato.

Un excelente sistema para la limpieza de las persianas de interior consiste en colocarse unos guantes viejos de tela o enfundarse la mano con un calcetín de algodón en desuso, mojar la zona de los dedos con una solución de agua fría y amoniaco (5 ml de amoniaco por litro de agua), y frotar las hojas de la persiana.

Fuente: El hogar ecológico - Ed. Plaza & Janes

No hay comentarios:

Publicar un comentario