9 abr. 2013

Historia de Madrid: Iglesia de Santa Cruz.


Durante muchos años fue la de Santa Cruz la más alta torre de la capital, atalaya de los cristianos contra ataques de cualquier enemigo. 
Eran sus campanas las que tocaban a fuego, siendo Madrid ciudad tan propensa a los incendios. La parroquia primitiva estaba en la esquina de Esparteros, en el lugar que hoy ocupa la plaza de Santa Cruz. La que se ve en la foto fue construida sobre las ruinas del convento de Santo Tomás, y la torre conservó su gran altura y su forma de atalaya, como la antigua, cuyas primeras noticias datan de tiempos de los Reyes Católicos, cuando los sacristanes gozaban de una gratificación especial por tocar las campanas.
Desde esa elevada torre mostró el diablo Cojuelo al estudiante Don Cleofás las complicadas tripas de la Villa.

Fuente: Recuerdos de Madrid en Postales – Diario-16

No hay comentarios:

Publicar un comentario