24 jul. 2013

No siempre es lo que parece


Un tipo va con su amante a un hotel de esos de contactos y al entrar ve el coche de su suegro aparcado:
- Mira mi suegro, ¡el muy cabrón! No se con quién habrá venido, pero lo voy a joder.
Se acerca al coche y le araña toda la carrocería y le rompe un faro.
Cuando el tipo sale del hotel, va a casa de su suegro a visitarlo y  como es normal le ve muy enfadado y le pregunta:
- ¿Qué te pasa suegro, que te veo de tan mal humor?
El suegro le contesta:
- ¿Qué que me pasa? pregúntale a tú mujer, que le preste el coche para ir a misa y me lo ha devuelto destrozado.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario