2 jul. 2013

Tentar a la suerte

Una mujer de mediana edad, tuvo un ataque al corazón y fue llevado al hospital.
Mientras estaba en la mesa de operaciones tuvo una experiencia cercana a la muerte.
Vio a Dios y le preguntó:
- ¿Es ya mi hora?
Dios dijo:
- No todavía le quedan otros 41 años, 2 meses y 8 días de vida.
Al oír esto, la mujer decidió quedarse en el hospital y hacerse varias cirugías, comenzó con la cara, luego una liposucción y además una abdominoplastia. Incluso se cambió su color de pelo ya que tenía todavía tanto tiempo por vivir.
Fue dada de alta del hospital, pero al cruzar la calle hacia su casa, un coche la atropelló y la mató en el acto.
Al llegar delante de Dios, ella preguntó: 
- Creí que había dicho que tenía otros 41 años de vida.  ¿Por qué no me quitaste del camino de ese coche?
Dios le contestó: 
Oh mujer, lo siento, es que no te reconocí.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario