24 sept. 2013

Consejos ecológicos: Cuidados personales – Baños reparadores

La ducha es el método más recomendable para la limpieza diaria del cuerpo. Sin embargo, esporádicamente (por ejemplo, tras una intensa jornada de trabajo) puedes permitirte un baño reparador sumergido en sustancias naturales.
 
Para obtener efectos tonificantes, llena la bañera con agua caliente y agrega cuatro cucharadas de sal marina para baño, un vasito de aceite de oliva y dos cucharadas de bicarbonato. Disfruta media hora de la inmersión y notarás la acción reconfortante.
 
Si lo que buscas es un baño relajante, tienes que poner a hervir un puñado de hojas de laurel y otro de hojas de hiedra. Tras una ebullición de quince minutos, lo añades al agua del baño. El efecto reconfortante se logra a través de la absorción de la piel y de la aspiración del vapor.

Para obtener una acción purificadora debes hervir un kilo y medio de salvado durante diez minutos, que se vierte en la bañera tamizándolo por un colador. Toma un baño de un cuarto de hora dejando que el agua recorra todo tu cuerpo.

Fuente: El hogar ecológico - Ed. Plaza & Janes

No hay comentarios:

Publicar un comentario