30 sept. 2013

Consejos ecológicos: Cuidados personales – Sauna mediterránea

El baño de agua salada, el sol moderado y el contacto con la arena y el aire constituyen lo que se ha dado en llamar sauna mediterránea, uno de los placeres más saludable que puedes aportar al cuerpo.
 
Acudir a las playas cuando aún no están masificadas puede ser la mejor terapia para diversas afecciones. La arena de la playa es un absorbente natural que elimina las impurezas de la piel y actúa como estimulante del organismo.
 
Enterrarse en la arena ayuda a aliviar molestias y enfermedades óseas como la artrosis, el reumatismo y la ciática.
 
El agua marina actúa como tonificante y revitalizante, y su mezcla de sal y yodo resulta ideal para las enfermedades de la piel.
 
El sol, por su parte, tiene muchas virtudes, siempre y cuando se tomen precauciones como limitar las horas de exposición y utilizar cremas protectoras.

Fuente: El hogar ecológico - Ed. Plaza & Janes

No hay comentarios:

Publicar un comentario