19 oct. 2013

Consejos ecológicos: Cuidados personales – Contusiones y torceduras.

Las primera reacción ante una contusión o torcedura leve debe ser la aplicación de frío en la zona afectada.

Las compresas heladas o bolsas de hielo reducen la inflamación, adormecen la zona e impiden la aparición de cardenales. Una vez transcurridas veinticuatro horas es recomendable aplicar calor para dilatar los vasos sanguíneos y mejorar la circulación.

Un remedio que debes tener siempre a mano para aliviar el dolor de golpes o torceduras es el alcohol de romero, que se prepara de forma sencilla: mezcla en un recipiente alcohol de 90º y unas ramitas de romero. Deja macerar durante dos o tres semanas y ya está listo para frotar sobre la zona afectada.

Para las contusiones de cierta importancia, las fricciones con tintura de árnica constituyen un verdadero alivio, aunque también puede resultar irritante en pieles sensibles. En estos casos lo mejor es diluirla en alcohol en la siguiente proporción: una parte de tintura árnica por cinco de alcohol.

Fuente: El hogar ecológico - Ed. Plaza & Janes

No hay comentarios:

Publicar un comentario