31 oct. 2013

Consejos ecológicos: Picaduras de abejas, avispas y otros insectos.

Ante una picadura de abeja debes extraer el aguijón lo antes posible. Una vez fuera, lava la zona con agua y jabón y aplica hielo. Además del amoniaco hay varias opciones para aliviar el dolor: aplica una pasta de bicarbonato con agua; frota una aspirina sobre la picadura humedecida, o aplica un terrón de azúcar mojado en agua para aprovechar su capacidad absorbente.
 
Para aliviar el hinchazón y el escozor de las picaduras en general es recomendable aplicar unas gotas de esencia de eucalipto o de lavanda, aunque si esto no funciona puedes recurrir al aceite esencial de melisa, más eficaz pero que puede provocar irritaciones en pieles sensibles.
 
Has de aprenden a distinguir si te ha picado una abeja, una avispa u otra clase de insectos.
 
La diferencia estriba en que las primeras pierden el aguijón y luego mueren, mientras que las avispas, abejorros o avispones pueden picar repetidas veces, con el consiguiente peligro para ti o tus acompañantes.
 
Fuente: El hogar ecológico - Ed. Plaza & Janes

No hay comentarios:

Publicar un comentario