22 dic. 2013

Consejos ecológicos: Reciclaje – Reparar trastos.

El primer impulso que nos lleva a sustituir un objeto debe ser razonado. A menudo se trata de un gasto innecesario. Si aún así te decides a comprar un modelo nuevo, piensa primero qué hacer con el antiguo. ¿No será más fácil y económico repararlo?

Un sillón por ejemplo, sólo necesita unos paños de tela para renovarse. El tapicero es quien se encarga de reciclar y satisfacer nuestro gusto, pero también puedes hacerlo tú mismo aprovechando otras telas del hogar.

Buena parte de los daños ocasionados en el mobiliario se pueden reparar con un poco de paciencia y algo de destreza, con lo cual puedes alargar su vida. Pero en muchos casos la renovación es obligada y se hace realmente necesario desprenderse de los trastos viejos.

Jamás abandones residuos voluminosos: un televisor almacena en su interior elementos de alta toxicidad (tubo de rayos catódicos) y una nevera abandonada vierte todos sus gases CFC directamente a la atmósfera, dañando así la capa de ozono.
 
Fuente: El hogar ecológico - Ed. Plaza & Janes

No hay comentarios:

Publicar un comentario