27 dic. 2013

Soluciones de vagos.

Padre e hijo están tumbados en sendos sillones, mirando perezosamente la televisión.
El padre, tras unos instantes de silencia murmura:
- Hijo, ve a ver si está lloviendo.
- ¿Por qué no llamas al perro?
- ¿Y para qué?
- Pues para ver si cuando entre está mojado.
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario