14 abr. 2014

Consejos ecológicos: Cuidado de la ropa – Abrigos de piel.

Para confeccionar un abrigo de chinchilla se necesita la piel de unos doscientos  cincuenta animales, doscientos para uno de armiño, sesenta para los de visón o marta, treinta para los de castor y unos veinte para los de zorro.
 
Se trata de una moda que cuesta la vida a unos sesenta millones de animales cada año.
 
Argumentan los fabricantes que son animales criados en granja: una excusa poco convincente si se piensa que la mayoría son especies salvajes que no pueden domesticarse y sufren mucho en cautividad. Además con la intención de crear ejemplares de determinados tamaños, colores o calidad de piel, estas especies se someten a manipulaciones genéticas.
 
Una alternativa son las pieles sintéticas, a favor de las cuales se argumenta que son tan bonitas y abrigan igual que las naturales, e incluso pesan menos y son más baratas. Ahora bien, es cierto que son un mal menor, pero no una opción ecológica, pues se fabrican con derivados del petróleo, su proceso de elaboración es contaminante y el producto final no es biodegradable.
  
Fuente: El hogar ecológico - Ed. Plaza & Janes

No hay comentarios:

Publicar un comentario