26 nov. 2014

Consejos ecológicos: Bricolaje natural. Madera aglomerada.

A la hora de disponernos a disfrutar del bricolaje casero y fabricar un mueble auxiliar o unas estanterías, solemos recurrir a los tableros de madera aglomerada.
 
No obstante, este material está elaborado a partir de virutas prensadas con resina de formaldehído, una sustancia altamente tóxica que se libera en forma de gas y causa irritaciones en ojos y aparato respiratorio, además de ser un carcinógeno en potencia.
 
Los trabajos de serraje y encolado de los tablones deben realizarse en el exterior. Es preciso sellar perfectamente los tableros, y no debemos dejar cortes al aire pues las emanaciones se liberan principalmente a través de ellos por ahí. Por último, es recomendable mantener bien ventiladas las habitaciones conde se hayan instalado muebles de madera aglomerada.  

Fuente: El hogar ecológico - Ed. Plaza & Janes

19 nov. 2014

Consejos ecológicos: Bricolaje natural. Revestimientos de cal.

El uso de la cal para pintar fachadas e interiores de viviendas se extendió de tal modo en algunas comunidades que ha pasado a ser una característica fundamental de la denominada arquitectura popular.

Si embargo, el encalado de las calles (en algunos pueblos de da incluso cal a las aceras) no obedece sólo a cuestiones estéticas, sino que ofrece una respuesta práctica y económica a algunas de las cuestiones más importantes que plantea la habitabilidad de las viviendas en el ámbito rural. 

La cal actúa como reflectante solar, impidiendo que las altas temperaturas que se alcanzan en los pueblos del sur y las islas convierta en auténticos hornos el interior de las casas. 

Como antiséptico, la cal resulta el mejor aliado del hombre en la lucha contra las plagas domésticas de insectos. Si queremos optimizar costos a la hora de pintar nuestra casa de campo, la cal blanca es además la opción más ecológica. 

Fuente: El hogar ecológico - Ed. Plaza & Janes

5 nov. 2014

Consejos ecológicos: Bricolaje natural. Nada de pilas.

La comodidad que representa la utilización de las pequeñas herramientas que funcionan a pilas no compensa el derroche energético que causan y sobre todo el residuo que genera su uso continuado.  

Casi todas las pilas contienen mercurio, uno de los contaminantes más peligrosos al ser liberado al entorno. El consumo de pilas en taladros, destornilladores, linternas y otros accesorios de bricolaje no está justificado, existen otras alternativas mecánicas. 

En el caso de que sea imprescindible consumir la energía de las pilas siempre debemos optar por las recargables; no son la solución ideal (contienen cadmio) pero al menos su duración es considerablemente mayor. Puestos a elegir, es preferible enchufar la herramienta eléctrica que utilizarla a pilas.


Fuente: El hogar ecológico - Ed. Plaza & Janes