28 may. 2011

CHISTE: 28 de mayo de 2011

Un día una chica rubia entra en una tienda de electrodomésticos y le dice al vendedor:
- Buenos días, quiero comprar ese televisor.
El vendedor responde:
- Lo siento, pero aquí no vendemos a rubias.
Así que la chica se cabrea y sale de la tienda. Herida en su orgullo se tiñe de rojo y prueba de nuevo al día siguiente:
- Disculpe, me gustaría comprar ese televisor.
- Lo siento, aquí no vendemos a rubias.
Roja de rabia sale de la tienda. Al día siguiente entra teñida de moreno:
- Disculpe, me gustaría comprar ese televisor.
- Lo siento, no insista, aquí no vendemos a rubias.
La chica medio llorando implora:
- ¿Pero cómo sabe que soy rubia?
- Mire señorita, muy fácil, eso no es un televisor, es un horno microondas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario