8 feb. 2010

La energía nuclear española contra el cambio climático

España debate sobre la conveniencia de impulsar la energía nuclear, una forma limpia y segura de generar electricidad para unos, pero peligrosa y sustituible para otros.

Teniendo en cuenta que en España hay seis centrales nucleares que se están explotando en la actualidad con ocho reactores que son los que generan casi un 18% de la electricidad, la discusión sobre la ventaja o la desventaja de este tipo de energía es grande.

El debate gira en torno a albergar o no un almacén de residuos radioactivos de alta actividad y de si es conveniente que nuestro país impulse la energía nuclear. Para algunos, es una forma peligrosa de generar electricidad y, para otros, es una forma muy limpia y segura de generarla.

Según la opinión de los estudiosos de la energía, la energía atómica es una energía limpia porque dicen que no produce emisiones de gases de efecto invernadero y creen que esta podría ser una solución al cambio climático.

Pero en oposición a esta opinion, los partidos políticos se embarcan en amplio debate y la sociedad duda acerca de los beneficios de esta clase de energía.

El Partido Popular quiere que se establezca un marco legislativo para las energías renovables para mantener las actuales centrales nucleares y para impulsar la energía atómica en el futuro. Por su parte, el Partido Socialista Obrero Español desea continuar con el compromiso de sustituir la energía nuclear por energías más limpias y se muestra partidario de cerrar las centrales nucleares.

Sin embargo, la producción de residuos radiactivos, en especial los de alta actividad, es uno de los motivos fundamentales de oposición a la energía nuclear.

Se estima que los residuos de alta actividad tardan entre 1.000 y 3.000 años en perder su calor y algo más de 10.000 años en cesar su radiactividad.

Así, la ubicación del primer almacén de residuos radiactivos de alta actividad ha generado un debate social y político en España acerca de si se trata de una instalación industrial de vanguardia o de un "cementerio nuclear".

Quienes lo avalan mantienen que la urgencia de construir un almacén nuclear reside en que algunas de las "piscinas" en las que ahora se acumulan los residuos están ya saturadas, y otras lo estarán en los próximos años.

Por el contrario, para los ecologistas es un "cementerio" donde reposarán los residuos más peligrosos durante decenas de años.

El director de Greenpeace en España, Juan López de Uralde, explicó que en este país se encuentran en una "situación crítica" y apostó por encaminarse hacia las energías renovables.

(fuente) (fuente)

No hay comentarios:

Publicar un comentario