29 sept. 2011

Odio mi trabajo

Cuando pases por una crisis de “odio mi Trabajo” intenta esto:
Cuando regresas a casa después del trabajo, detente en una farmacia y compra un termómetro rectal de Johnsons & Johnsons. Asegúrate de que sea de esa marca. Cuando llegues a tu casa cierra la puerta, cierra las cortinas y desconecta el teléfono para que no te molesten.
Ponte ropa cómoda y siéntate en tu sillón favorito.
Abre el empaque y saca el termómetro.
Ahora, con cuidado ponlo sobre una mesa o una superficie de la que no se pueda caer.
Saca las instrucciones de la caja y lee con atención. Notarás esta frase escrita en letras pequeñas:
"Todos los termómetros rectales hechos por Johnsons & Johnsons son personalmente probados y luego esterilizados"
Ahora, cierra tus ojos y repite en voz alta: “Soy feliz por no trabajar en el control de calidad de Johnson & Johnson.”
Y recuerda que siempre hay alguien con un trabajo más fastidioso que el tuyo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Este blog es lo más... LO MÁS WTF que he visto. Dominio .com para esto??

Publicar un comentario