10 feb. 2012

La importancia de los idiomas

Esto era un gato que maullaba al cazar, pero ningún ratón se dejaba atrapar. Entonces el gato cambió de táctica y empezó a ladrar y los ratones salían de sus escondites confiados y los atrapaba.
Un día un ratón que acababa de ser atrapado le dijo:
- ¡Eres un tramposo! Si eres un gato, ¿por qué ladras?
El gato, muy serio, le respondió:
- Amigo mío, hoy en día el que no sepa idiomas, ¡se muere de hambre!
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario