26 may. 2010

CHISTE: 26 de mayo de 2010

Un hombre sube al cielo y al entrar por la puerta se encuentra a San Pedro que le espera ante una limusina enorme y muy lujosa, abriendole la puerta para que suba.
Una vez dentro, le pregunta al ángel que conduce que a que viene esto de la limusina.
- Aquí se otorga un vehículo dependiendo de cómo se haya portado durante su vida, usted a partir de ahora para trasladarse por el paraiso, lo podra hacer en este coche de lujo, porque usted, en su vida terrenal, ha sido una persona honrada, compasiva, cristiana y fiel a su esposa y con los que le quieren.
Entonces el hombre se pone a llorar. El ángel le contesta que le entiende, que llore todo lo que quiera, que llorar de felicidad es algo hermoso.
- ¡No, si no lloro de felicidad! ¡Es que acabo de ver a mi mujer pasar en patines!

No hay comentarios:

Publicar un comentario