21 mar. 2012

Historia de Madrid: Paseo de la Florida.


Al paseo de la Florida no hay quien le quite su aire popular y desenfadado, a pesar de que ya no circulen por él unos bueyes tan hermosos, ni conduzca a la Bombi. 
Si uno se sienta en la puerta de Casa Mingo, singular establecimiento que atesora restos del ambiente de los últimos ventorros, tendrá a su derecha la ermita duplicada en 1928, idea digna del maestro Luis Buñuel; y por encima del singular monumento verá pasar el funicular. 
A la izquierda, y por detrás, la terrorífica tapia de la fenecida estación del Norte. Frente a uno, queda la estatua de Goya. 
Aquí venían antaño, a pasar una noche entretenida, había trajines amorosos de toda laya, y, en su tiempo, las mozas podían pedirle novio al Santo.

Fuente: Recuerdos de Madrid en Postales – Diario-16 
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario