18 abr. 2014

Chiste: La necesidad de saber oficios.


Los señores marqueses están en el salón de su casa. El marido está haciendo las cuentas y, de pronto, le dice a su esposa:
- María Eduarda, podrás aprender a cocinar, nos ahorraríamos la cocinera.
La marquesa, impertérrita, le responde:
- Pues tú, Enrique Luis, podrías aprender a hacer el amor y nos ahorraríamos el jardinero, porque no sé si lo sabías, pero no tenemos jardín.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario