15 may. 2013

Poder de convicción.

Un ladrón entra en una Iglesia, con una navaja en la mano y le dice el cura:
 - Hijo mío, ¿por qué llevas esa navaja?
 - Porque al primero que me contradiga lo mato.
 - Esta bien, tranquilo hijo, ... ¿Tú crees en Dios?
 - ¡No!, ¿y usted?
 - Noooo, nooo, ni se lo aconsejo a nadie...
     

No hay comentarios:

Publicar un comentario