17 jun. 2012

Nunca te metas con un abogado


Dos trabajadores estaban caminando por el costado de la carretera, volviendo de una fábrica donde habían trabajado duro el día entero, cuando de pronto un abogado, que venía a toda velocidad con su auto importado, los atropelló.
Uno de ellos atravesó el parabrisas y cayó dentro del coche del abogado y el otro salió despedido a unos diez metros del lugar del accidente.
Tres meses después, salieron del hospital y les detuvieron por denuncia del abogado. Uno por invasión de propiedad privada y el otro por huir del lugar del accidente. 
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario