12 jun. 2012

Remedio infalible


Esta mañana, al levantarme, me encontraba tan mal que decidí matarme tomándome 1000 aspirinas.
- Ah, ¿si? ¿Y qué paso?
- Que después de tomarme la segunda me encontré mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario